202

Centro Histórico

DESTINOS · El corazón de la ciudad desde que fuera Tenochtitlán. Increíblemente monumental, rotundamente auténtico.

Imagina...

El grandioso Zócalo fue el ágora del Templo Mayor de Tenochtitlán; de las ruinas de sus palacios y templos se construyeron nuevos palacios y nuevos templos, pero esta vez cristianos. Los mercados continuaron siendo mercados. La ciudad siguió creciendo. Se levantaron grandes mansiones, comercios y colegios, pero afortunadamente el Centro continuó siendo histórico y monumental. Hoy los elegantes palacios son museos, hoteles y comercios.

La antigua Tenochtitlán pugna por resurgir de entre las piedras y puede verse junto a la Catedral, en el Palacio Nacional y allá donde se quiera excavar en el Zócalo. La historia de México la cuenta Diego Rivera y la cuentan las piedras. El que México esté en una laguna resulta obvio observando cómo tantos edificios desafían la gravedad con su inclinación; sin embargo, el centro no se hunde: se mueve, se reacomoda.

El Centro Histórico sigue siendo el centro de la ciudad. Los citadinos continúan llegando a celebrar, a protestar, a divertirse, a hacer sus compras y a pasear. Comparada con cualquier metrópolis, lo extraordinario en la Ciudad de México es que no hay engaño. Es tal cual se ve. No hay ilusiones ni espejismos para los turistas. Los paseantes no son figurantes. San Judas está en la calle, igual que la Santa Muerte, las vendedoras de tlayudas y los tacos de canasta, los boleadores, las cantinas, los mercados populares, la lucha libre y los escribanos. Todo es real, todo es cotidiano. El centro siempre será el centro.

Te recomendamos

  1. Conocer la ciudad monumental, sus museos y sus palacios.
  2. Visitar el templo de ayer (Templo Mayor) y el de hoy (Catedral), igualmente impactantes.
  3. Pasar un día caminando sin rumbo por el barrio más popular. Comer tacos y tortas, entrar a los mercados, explorar sus rincones sin miedo a perderse. Hacer parada en el Mercado de San Juan.
  4. Subir al mirador de la Torre Latino y ver el atardecer sobre la ciudad.
  5. Tomar una chela, comer en una cantina tradicional, ¡y brindar con un tequila en Garibaldi!

Otros usuarios también vieron

Polanco-Chapultepec
144

642 excusas para ven...

Alameda
138

268 excusas para ven...

Coyoacán
149

220 excusas para ven...

Reforma-Zona Rosa
115

289 excusas para ven...

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de uso de CDMXTravel.com. Más información.